miércoles, 23 de julio de 2008

La Mendoza para visitar


Absolutamente todo en la naturaleza que se nos presenta, tiene su encanto. Ya no tengo preferencias: ni de estaciones, ni de formas naturales. Solamente hay que abrir un poco más la mente y un poco más los ojos, tener actitud positiva y andar.

1 comentario:

Mariní dijo...

Ey! q lindo Mendoza...en que parte estuviste?

Me ha pasado que aún no teniendo la actitud "positiva", el solo hecho de "hecharme a andar" me fue cambiando la confusión...

(digo confusión como no estar con los sentidos abiertos y la buena onda disponible...)

y bien, solo entrar en ella -tal cual vos decís- hace que la maquinaria real se me despierte...

Y en Mendoza mas grossos aún son los "despertares"!

Gracias !!!

Un cariño.

MAriní